La mala educación

 

“La educación es una prioridad nacional y se constituye en política de Estado para construir una sociedad justa, reafirmar la soberanía e identidad nacional, profundizar el ejercicio de la ciudadanía democrática, respetar los derechos humanos y libertades fundamentales y fortalecer el desarrollo económico-social de la Nación”; articulo 3  de la Ley n° 26.206 de Educación Nacional.

Pero al parecer el titular de Suteba, Roberto Baradel, se olvido que existe dicha ley o no le importa acatar dichas normas.

Baradel  también es el secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) provincia. Roberto o Roby como le dicen sus mas allegado no es docente, cuenta con un título universitario de abogado pero entra al mundillo docente  a través del cargo de pañalero (encargado de los depósitos de utiles y herramientas ) en la Escuela Media N° 22 de Villa Urbana, en Lomas de Zamora. Luego  fue nombrado preceptor en  una escuela de Lanús cuyo cargo le posibilito comenzar su carrera gremial y fue así que en 1991 empezó a trabajar en la Secretaria de Prensa del Suteba y así va a comenzar en ascenso su carrera sindical.

En el 2004 queda al frente del Suteba; durante sus nueve años de gestión la provincia, según datos recién revelados en un informe del Centro de Estudios de Políticas Públicas (CEPP), perdió 90 días de clases y se siguen sumando.

Esto es una cuestión altamente preocupante en nuestra sociedad ya que a la larga tantos paros van generando una desigualdad de oportunidades observado entre el sistema estatal y el privado de enseñanza. Desde el 2010 la inscripción a escuelas privadas ha aumentado un 25%.

Pero como en varios gremios el paro es una modalidad bastante utilizada, la idea es apretar al político de las bolas hasta que suelte un par de pesos más para llenar sus propios bolsillos, así pensamiento gremial argentino. Pero se olvidan que tomando esas medidas de fuerzas generan un montón de consecuencias pero no importa porque a menos personas educadas mayor posibilidad de votos, mayor clientelismo y mayor posibilidad de perpetuarnos en el poder.

La ley nacional de educación, en su artículo artículo 2: “La educación y el conocimiento son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el Estado”. Y en el artículo 115  en uno de sus incisos dice que es función del Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Educación ” declarar la emergencia educativa para brindar asistencia de carácter extraordinario en aquella jurisdicción en la que esté en riesgo el derecho a la educación.”

Nos encontramos en un momento muy crítico para la educación argentina, los estudiantes son los más perjudicados. A veces habrá que dejar los intereses y el bien personal para poder pasar a un bienestar colectivo. Tal vez los docentes tendrán que aceptar un  22,6% de aumento o no, pero sí dejar de interrumpir las clases. Todos tenemos derecho a protestar y a defender nuestros ideales pero siempre y cuando no estemos eliminando el derecho del prójimo e intentar que  todos juntos tiren la soja para el mismo lado y buscar otros tipos de alternativas para protestar.

Hoy en día la provincia dice no tener los fondos suficientes para poder aumentar más de lo que ofrece entonces los docentes deberían volver a las aulas y enseñarles a los futuros líderes a no cometer una y otra vez los mismos errores de siempre. La única forma de no cometerlos es aprender del pasado, de nuestra propia historia.

Solange Cipriani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s